Tiendas de segunda mano en expansión

No todos los negocios se han visto afectados de una forma negativa por la crisis, algunos incluso se han beneficiado de la situación para su expansión y crecimiento. Un ejemplo son las tiendas de segunda mano, ya que la situación económica mundial ha cambiado los hábitos de consumo, y estas tiendas de segunda mano ofrecen la oportunidad de vender artículos que antes se encontraban almacenados en el trastero, y también de ser comprados por quien los necesite a precios muy rebajados y competitivos.

Pero estas tiendas no aceptan cualquier producto, antes de comprarlo valoran que se encuentre en buen estado, sin desperfectos, o que en caso de tratarse de algún aparato electrónico o electrodoméstico, funcione a la perfección, ya que la combinación de precio y buena calidad es el punto más atractivo de este negocio.

El perfil de clientes de este tipo de establecimientos ha cambiado, donde predominaban antes adolescentes en busca de algo de dinero para pasar el fin de semana, hoy en día sobretodo acuden personas de edad media de cualquier clase social, que encuentran dificultades para llegar a fin de mes.

En general, estas tiendas conocen el precio de “primera mano” de los productos de los que disponen, y lo toman como referencia a la hora de fijar sus precios, teniendo en cuenta que ha de resultar beneficioso para el negocio, así como competitivo para el comprador.

Puntuación